Ir al contenido principal

Cómo proteger las baldas del horno de cerámica

Hoy voy a explicar algo muy sencillo, que seguramente la mayoría ya sabréis, pero que como me explicó en su día Antonio (el técnico que me vendió el horno) es super importante hacer antes de realizar nuestra primera cocción con piezas, sobre todos si las hemos aplicado algún esmalte, óxido, etc., y es: proteger tanto las baldas como los soportes.

¿Por qué ésto es importante? Porque muchas veces los esmaltes, óxidos o cualquier otro producto que hayamos aplicado a la pieza, pueden hacer de las suyas durante la cocción, como chorrear, salpicar o incluso en el peor de los casos, y sobre todo en el de los esmaltes, hacer que la pieza se quede pegada a la balda y si ésta la hemos dejado tal cuál nos viene de fábrica, (como veis en la foto) quedará totalmente destrozada y no tendremos más remedio que comprar una nueva, con el consiguiente gasto que esto conlleva.



Entonces....¿cómo protegerlas?

Pues muy sencillo, en un recipiente echamos caolín y alúmina al 50%, añadimos agua, y removemos hasta que no queden grumos, y quede una pasta "cremosa", ni muy líquida, ni muy espesa, y después aplicamos sobre la superficie de la balda con un pincel ancho. Yo normalmente aplico entre dos y tres capas, se deja secar y ¡listo!.

Para que veáis de lo que hablo, a continuación os muestro el desaguisado que provocaron unas sales que apliqué a una escultura, pero como la balda estaba protegida, lo único que tuve que hacer fue quitar la capa protectora con una espátula y aplicar de nuevo la mezcla.








Esto, también es conveniente que lo hagamos con los soportes.

Ah! y algo muy importante, sólo se protege una cara, si lo hiciéramos en las dos, al hacer una torre, de la parte de abajo de la balda, de la que queda justo sobre las piezas, se podrían desprender partículas que caerían sobre las piezas y quedarían pegadas a ellas, arruinándonos la cocción.

Espero que os haya sido útil, y si queréis aportar algún dato más o comentar algo, podéis hacerlo en la sección de los comentarios.




Comentarios

Entradas populares de este blog

CONSTRUCCION DE UN HORNO DE GAS CON ESTRUCTURA METALICA

Tenía unas ganas tremendas de hacerme un horno de gas. Había hecho un curso en La Bisbal sobre engobes salados en el que se utilizan sulfatos y otros productos químicos (“sales”), y tenía muchas ganas de poner en práctica los conocimientos adquiridos, pero no me atrevía a cocer las piezas en los hornos eléctricos de mi amiga y ceramista Alicia del Olmo (yo de momento no dispongo de horno propio), por si se estropeaban las resistencias. Esta fue la excusa perfecta para ponerme manos a la obra, y construir un horno “de batalla”, que me permitiera hacer cocciones de todo tipo, sin miedo a estropearlo.

Opté por un mixto, es decir, fibra y ladrillos. ¿Por qué fibra si es muy tóxica?

Bueno, antes de decidirme, busqué mucha información sobre la fibra, y casi se me quitan las ganas de utilizarla, pero necesitaba un material que se pudiera cambiar con cierta facilidad, y esta fue la mejor opción que encontré. Además, el horno no iba a ser utilizado de manera continuada, sino esporádica, y tod…

DECORACIÓN CON SULFATOS Y OTRAS SALES SOLUBLES

Hace ya tiempo hice un curso en la Escuela de Cerámica de la Bisbal que llevaba el título de: "Técnicas cerámicas a base de sales solubles", lo impartía el ceramista Carlets Torrent y me gustaría compartirlo con vosotros.

Este curso resultó ser no apto para gente que desea controlar todo el proceso de la pieza, así como su resultado final, pero es perfecto para los que nos encantan los acabados "diferentes", sentir ese hormigueo en el estómago a la hora de abrir el horno y no saber con qué te vas a encontrar, y las técnicas decorativas en las que una gran parte del resultado depende de otros condicionantes externos, como es el caso.
El curso consistió principalmente en:
- Elaborar engobes con sulfatos y otras "sales"  - Aplicar sobre los engobes creados los sulfatos y "sales"




Estas fotografías pertenecen a dos obras creadas por Carlets, para que os hagáis una idea de cómo queda una pieza con este tipo de decoración, a mi me parecen fascinantes:










LA COCCION

Y llegó el días más esperado, el momento de probar si funciona el horno. La cocción se realizó el 24 de septiembre. Se alcanzaron los 974 ºC. Las piezas fueron decoradas con sales, como ya comenté en una entrada anterior, es una técnica que aprendí en La Escuela de Cerámica de la Bisbal, en un curso impartido por el ceramista Carlets Torrent.

Las placas/baldas utilizadas para colocar las piezas miden 50x50cm, la placa de la base se colocó sobre cuatro tubos soporte de 1,5cm. Para proteger tanto las placas como los tubos, les apliqué una mezcla de caolín y alúmina al 50% con una brocha.

Aunque el horno está pensado para poder utilizar dos quedamores, en este caso sólo utilicé uno de 25.000Klcal, podéis conocer las partes que lo componen y cómo funciona en el siguiente enlace: http://ceramica.wikia.com/wiki/Partes_de_un_quemador. Para la instalación se utilizó:

- Bombona de propano
- Quedamor acodado de 25.000klcal
- Lira de dos metros
- Manómetro
- Regulador de presión

Para medir la …