Ir al contenido principal

¿AQUÍ O ALLÍ?- Relato escrito por Alfonso Cañizares Cimadevilla

¿Queréis conocer el relato que Alfonso Cañizares ha escrito, inspirándose en mi obra "Pequeños Mundos"? ¡Esta vez, nos deja, con un montón de interrogantes!. Espero que lo disfrutéis, tanto como yo:

"A veces, las más, no se tiene la completa certeza de haber vivido una fantasía o la propia realidad de ser una ilusoria falacia. Lo que voy a exponer a continuación no es más que una duda. Una sospecha cada vez más profunda sobre el lugar en el que me hallo de continuo.
Sí: es cierto que estoy aquí; pero detrás de estas letras desde las que le estoy hablando, lo cual no deja de ser mitad realidad y mitad fantasía. Podría separar dos renglones con ambas manos, como se haría con una persiana veneciana y, aun así, no podría verme; aunque es claro que usted escuchará lo que voy a contarle tan nítidamente como si estuviéramos frente a frente.
No mire tras el papel o, quizá, tras ese dispositivo electrónico al que implica ahora mismo su atención: tampoco estoy allí. Dónde debiera de estar ─ya pongo cualquier percepción en duda─ es ahí: en su cabeza. Sacudiendo los alambres de su cerebro en busca de sus propios recuerdos. Da lo mismo lo que escribiera; usted siempre encontrará una conexión entre alguna vivencia pasada de cualquier orden y lo escrito a continuación, porque la vida es un continuo «ir y venir» entre su mundo y el mío... Ahora, la cuestión es saber quién está dónde.
No se alarme, en el momento que cierre el libro, levante la vista o apague el aparato, se verá rodeado de eso que usted llama «realidad». Un espacio, más o menos, confortable y conocido; pero no por ello real...
Mirará y hablará con su pareja e hijos. Quizá los llegue a tocar para cerciorarse que están delante de usted, que existen; pero es una trampa más de nuestro cerebro. Hasta su propio cuerpo es otro engaño más. Se podrá, igualmente, tocarse y sentirse; respirar, ver, oler y oír. Piensa usted que piensa, pero no es así. Es sólo la sensación de pensar y vivir.
De hecho, usted no es quien cree que es. Su ser existe años-luz de estas líneas que nos separan. Aquí, sus seis sentidos ─incluyendo el pensamiento... ¡No! No lo discuta, ya verá como finalmente me dará la razón─ tratarán de ser el mullido y opaco velo para que no lo advierta.
¿Quién podría negar que no forme parte de un pensamiento? Que usted es sólo la proyección de una poderosa mente que, junto a millones de otras tantas más, «juguetean» e interactúan aquí en la Tierra como si se tratara de un juego más... Piénselo: ¿Es quien dice ser realmente o es sólo el avatar de otro ser completamente diferente a usted, con el cual no tiene por qué guardar ninguna similitud física, aunque situado a millones de años-luz?
Como empezaba diciendo, a veces se pierde la noción de realidad y lo mismo ocurre cuando comenzamos a leer un relato, un cuento, una novela o un artículo periodístico, lo que usted prefiera. ¿Ha pensado alguna vez que lo único real son los personajes y nosotros sus predilectas proyecciones mentales...?
Con toda seguridad pensará que estoy loco o me encuentro en pleno desvarío; pero usted cree en mi existencia basándose en que, teóricamente, estoy conversando con usted o en que ha visto otros escritos, fotografías de mí. Da miedo ¿Verdad...? Pensar que usted mismo existe en la otra punta de la Galaxia; personalmente siento verdadero vértigo.
Pues bien: cuando sentimos tan vivido un personaje o una acción en concreto, podemos ser los mismos protagonistas de la historia que otro ser ─o ente─ se encuentre, digamos, leyendo su propia vida. Sí: la de usted que me lee en estos momentos conjuntamente con todo lo que le rodea en este momento.
Aquí reside la fascinación que tenemos por los libros, porque son ellos los que nos crean a nosotros y no al revés. Son la comunicación directa con aquel que nos ha creado.
Ahora, hágame el favor de hacerse esta pregunta: ¿A qué lado de la Galaxia vive usted? ¿Es usted personaje de una mente prodigiosa o, por el contrario, es creador de supuestas realidades a millones de años-luz? Un libro es algo más que un entretenimiento: es un medio de comunicación y, como tal, lo utilizo con usted ya que, como dije al principio, no sabe usted dónde me hallo realmente: «aquí» o «allí»."
© Alfonso Cañizares C.
Dedicado a Mar Anton,
modeladora y ceramista.
«Little worlds - Pequeños mundos»
Mar Antón Hernán-Pérez (1975- ) España
https://www.facebook.com/marantonceramicaymadera
http://www.ceramicaymadera.com/
http://www.maranton.net/

Comentarios

Entradas populares de este blog

CONSTRUCCION DE UN HORNO DE GAS CON ESTRUCTURA METALICA

Tenía unas ganas tremendas de hacerme un horno de gas. Había hecho un curso en La Bisbal sobre engobes salados en el que se utilizan sulfatos y otros productos químicos (“sales”), y tenía muchas ganas de poner en práctica los conocimientos adquiridos, pero no me atrevía a cocer las piezas en los hornos eléctricos de mi amiga y ceramista Alicia del Olmo (yo de momento no dispongo de horno propio), por si se estropeaban las resistencias. Esta fue la excusa perfecta para ponerme manos a la obra, y construir un horno “de batalla”, que me permitiera hacer cocciones de todo tipo, sin miedo a estropearlo.

Opté por un mixto, es decir, fibra y ladrillos. ¿Por qué fibra si es muy tóxica?

Bueno, antes de decidirme, busqué mucha información sobre la fibra, y casi se me quitan las ganas de utilizarla, pero necesitaba un material que se pudiera cambiar con cierta facilidad, y esta fue la mejor opción que encontré. Además, el horno no iba a ser utilizado de manera continuada, sino esporádica, y tod…

LA COCCION

Y llegó el días más esperado, el momento de probar si funciona el horno. La cocción se realizó el 24 de septiembre. Se alcanzaron los 974 ºC. Las piezas fueron decoradas con sales, como ya comenté en una entrada anterior, es una técnica que aprendí en La Escuela de Cerámica de la Bisbal, en un curso impartido por el ceramista Carlets Torrent.

Las placas/baldas utilizadas para colocar las piezas miden 50x50cm, la placa de la base se colocó sobre cuatro tubos soporte de 1,5cm. Para proteger tanto las placas como los tubos, les apliqué una mezcla de caolín y alúmina al 50% con una brocha.

Aunque el horno está pensado para poder utilizar dos quedamores, en este caso sólo utilicé uno de 25.000Klcal, podéis conocer las partes que lo componen y cómo funciona en el siguiente enlace: http://ceramica.wikia.com/wiki/Partes_de_un_quemador. Para la instalación se utilizó:

- Bombona de propano
- Quedamor acodado de 25.000klcal
- Lira de dos metros
- Manómetro
- Regulador de presión

Para medir la …

DECORACIÓN CON SULFATOS Y OTRAS SALES SOLUBLES

Hace ya tiempo hice un curso en la Escuela de Cerámica de la Bisbal que llevaba el título de: "Técnicas cerámicas a base de sales solubles", lo impartía el ceramista Carlets Torrent y me gustaría compartirlo con vosotros.

Este curso resultó ser no apto para gente que desea controlar todo el proceso de la pieza, así como su resultado final, pero es perfecto para los que nos encantan los acabados "diferentes", sentir ese hormigueo en el estómago a la hora de abrir el horno y no saber con qué te vas a encontrar, y las técnicas decorativas en las que una gran parte del resultado depende de otros condicionantes externos, como es el caso.
El curso consistió principalmente en:
- Elaborar engobes con sulfatos y otras "sales"  - Aplicar sobre los engobes creados los sulfatos y "sales"




Estas fotografías pertenecen a dos obras creadas por Carlets, para que os hagáis una idea de cómo queda una pieza con este tipo de decoración, a mi me parecen fascinantes: