Ir al contenido principal

RAKÚ

El pasado 16 de enero los ceramistas Ricardo Martín y Elena Canencia tuvieron la amabilidad de organizar un taller de Rakú en el Centro Comarcal de Humanidades de la Cabrera (Madrid), al cual tuve el privilegio de asistir.

Al principio andaba así como un pelín cohibida, por aquello de que el encuentro se había organizado para los artistas de la zona, y yo me había "colado" en la fiesta, y me limité a mirar y poner la oreja, para captar toda la información posible. Pero en seguida Elena me animó, tampoco tuvo que insistir mucho, todo hay que decirlo, y cogí una de las piezas que había traído de casa.

Le apliqué una base blanca compuesta por:
CQ3 (base alcalina) 90% y óxido de estaño (SnO) 10%
Luego, para darle un poco de color al asunto, le apliqué Emalte Rojo Mate compuesto por Carbonato de Cobre (CuCO3) 75% y Monosilicato de plomo 15%, que aunque no lo creais es la parte pintada de verde, y en la caracola de la base que se ve azul, le apliqué Base blanca mate 90/11 y óxido silicatado P-29, y lo puse a secar.




Por otro lado, Ricardo y Elena propusieron a los pintores que había en el curso, decorar un mural cuyas planchas habían cocido previamente. Después de deliberar un buen rato, éstos consiguieron ponerse de acuerdo y cada uno aportó su granito de arena.













Una vez secos los esmaltes, fuimos metiendo en el horno cada una de las piezas ya decoradas por los asistentes, (hubo que hacerlo en varias tandas), y esperamos pacientemente a que aquello alcanzara los 1.000ºC.






¡¡¡Y por fin empezó la fiesta!!!! Con la ayuda de unas tenazas se fueron sacando las piezas del horno, metiéndolas en serrín, tapándolas con un cubo para quitarles el oxígeno y por último se lavaron con agua.
























Luego le llegó el turno a la mía, que fue introducida en el horno junto con otras tres de otros compañeros. Esperamos otro poco a que el horno volviera a coger temperatura y.....




¡¡¡pude sacar la pieza del horno yo misma!!! Gracias chicos, no sabéis lo que disfruté con aquel momento.










Y bueno, aquí tenéis el resultado. Las piezas permanecerán expuestas en el Centro Comarcal de Humanidades de la Cabrera hasta el 31 de enero, por si a alguien le apetece pasarse por allí a verlas "in situ".



















Comentarios

  1. lo pasamos muy bien, habrá que organizar más fiestas de estas!!!, voy a pasar a todos el enlace de tu blog, para que echen un vistazo. Has hecho una buena crónica.
    besos.
    elena

    ResponderEliminar
  2. Soy Jorge Pastor, participe de esta ventura, toda una experiencia, he puesto unas fotografias en mi blog. www.jorgepastor.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Hola Elena, muchas gracias. Jorge, por tu blog ya se quien eres, le echaré un vistazo cuando tenga un ratillo, pero por lo que he podido ver tiene muy buena pinta, de momento te linkeo para no perderte de vista, jejeje.

    ResponderEliminar
  4. Me alegro mucho que te "colaras" en la fiesta.Ya veo coma la disfrutaste.Le doy la razón a Elena ,has hecho una crónica muy guapa.Y tambien le doy las gracias a ella y a Ricardo por todo el curro que hicieron para organizar un rakú,que tiene su miga...
    Nos vemos en la siguiente movida¡

    ResponderEliminar
  5. Gracias Isabel!!! La verdad es que sí se lo curraron de verdad, ya lo comentábamos el otro día, que organizar todo el tinglado lleva su tiempo, sobre todo un rakú, preparar fórmulas, preparar piezas y cocerlas, para que todos pudieran decorar la suya, hacer pruebas....en fin ¡¡eso es pasión por la cerámica y lo demás son tonterías!!jajajja

    ResponderEliminar
  6. Qué sorpresa descubrir este blog, parece que ya te dedicas a la cerámica de manera profesional, yo acabo de descubrir el rakú (conseguí construir el horno)
    Mira:
    http://bonsaisur.mejorforo.net/macetas-f7/raku-t2988.htm#79643

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

CONSTRUCCION DE UN HORNO DE GAS CON ESTRUCTURA METALICA

Tenía unas ganas tremendas de hacerme un horno de gas. Había hecho un curso en La Bisbal sobre engobes salados en el que se utilizan sulfatos y otros productos químicos (“sales”), y tenía muchas ganas de poner en práctica los conocimientos adquiridos, pero no me atrevía a cocer las piezas en los hornos eléctricos de mi amiga y ceramista Alicia del Olmo (yo de momento no dispongo de horno propio), por si se estropeaban las resistencias. Esta fue la excusa perfecta para ponerme manos a la obra, y construir un horno “de batalla”, que me permitiera hacer cocciones de todo tipo, sin miedo a estropearlo.

Opté por un mixto, es decir, fibra y ladrillos. ¿Por qué fibra si es muy tóxica?

Bueno, antes de decidirme, busqué mucha información sobre la fibra, y casi se me quitan las ganas de utilizarla, pero necesitaba un material que se pudiera cambiar con cierta facilidad, y esta fue la mejor opción que encontré. Además, el horno no iba a ser utilizado de manera continuada, sino esporádica, y tod…

LA COCCION

Y llegó el días más esperado, el momento de probar si funciona el horno. La cocción se realizó el 24 de septiembre. Se alcanzaron los 974 ºC. Las piezas fueron decoradas con sales, como ya comenté en una entrada anterior, es una técnica que aprendí en La Escuela de Cerámica de la Bisbal, en un curso impartido por el ceramista Carlets Torrent.

Las placas/baldas utilizadas para colocar las piezas miden 50x50cm, la placa de la base se colocó sobre cuatro tubos soporte de 1,5cm. Para proteger tanto las placas como los tubos, les apliqué una mezcla de caolín y alúmina al 50% con una brocha.

Aunque el horno está pensado para poder utilizar dos quedamores, en este caso sólo utilicé uno de 25.000Klcal, podéis conocer las partes que lo componen y cómo funciona en el siguiente enlace: http://ceramica.wikia.com/wiki/Partes_de_un_quemador. Para la instalación se utilizó:

- Bombona de propano
- Quedamor acodado de 25.000klcal
- Lira de dos metros
- Manómetro
- Regulador de presión

Para medir la …

DECORACIÓN CON SULFATOS Y OTRAS SALES SOLUBLES

Hace ya tiempo hice un curso en la Escuela de Cerámica de la Bisbal que llevaba el título de: "Técnicas cerámicas a base de sales solubles", lo impartía el ceramista Carlets Torrent y me gustaría compartirlo con vosotros.

Este curso resultó ser no apto para gente que desea controlar todo el proceso de la pieza, así como su resultado final, pero es perfecto para los que nos encantan los acabados "diferentes", sentir ese hormigueo en el estómago a la hora de abrir el horno y no saber con qué te vas a encontrar, y las técnicas decorativas en las que una gran parte del resultado depende de otros condicionantes externos, como es el caso.
El curso consistió principalmente en:
- Elaborar engobes con sulfatos y otras "sales"  - Aplicar sobre los engobes creados los sulfatos y "sales"




Estas fotografías pertenecen a dos obras creadas por Carlets, para que os hagáis una idea de cómo queda una pieza con este tipo de decoración, a mi me parecen fascinantes: